Todas las empresas quieren contratar a los mejores y más capacitados empleados, e invierten gran cantidad de tiempo y dinero en ello. Sin embargo, no muchas veces logran salvar la oficina de esas personas tóxicas que pueden representar una amenaza en la empresa. Aquí tienes 3 tipos de empleados que, de tenerlos en tu oficina, debes tener cuidado:

Son muchas las personas que pasan más tiempo en su lugar de trabajo que en su propia casa, por eso, las oficinas deberían ser un ambiente ameno y acogedor para pasar el día en ellas. Estas son las características de un lugar de trabajo adecuado:

Todos desearíamos que el ambiente de trabajo en la oficina fuera perfecto, pero en toda empresa se encuentran aquellos empleados “tóxicos”, que con su actitud llenan de negatividad a todo el departamento. Aprende a evitar los conflictos y el estrés de los tóxicos con estos tips: